messi-llorando-574x431

El ángel de la Guarda de Messi  preguntó a la Virgen del Panecillo,   a Ángela Merkel,   Hillary Clinton,  Dilma Rousseff y   Anne Malherbe Gosseline:-“Señoras, ¿a quién querrían tener como hijo?” Y todas respondieron:-“A Leo Messi”. La Supercom no dejó que saliera la siguiente noticia en los medios: “El Niño Dios  solicitó al papa Francisco que le cambiara el apellido: “De Jesús El Mesías a Jesús El Messi”. Cabe, pues, preguntarse por qué Leo lloró el domingo 26 de junio ante todo el mundo y por qué  Messi anunció que nunca más jugará para la Selección de Argentina.

Le consulté al ángel de la Guarda de Messi sobre el llanto y la salida. El ángel me respondió tras tres tragos de frangélico: “Por el pesado de Maradona. Porque en el primer juego contra Chile en esta Copa América Centenario, Argentina le ganó a Chile con Messi en el banquillo. Porque  los que no lo quieren dirán que pateó mal a propósito para no molestar al portero Claudio Bravo de Chile, compañero de Messi en el Barcelona. Porque pensarán: “Más le importa la millonada de euros en el equipo catalán que los pesos devaluados en  la selección”. Porque vio llorar desolado a Thiago, el  hijo amado. Porque  el árbitro brasileño Heber Lopes, simpático y payaso, expulsó  a Marco Rojo, gran alimentador de pases para Messi. Porque Messi Barbarroja está maldecido por el emperador Barbarroja que se peleó con el papa romano hace ocho siglos. En fin,  tras la falta del chileno Charles Aránguiz  sobre Messi en el minuto 68, Leo quedó maltrecho de piernas para patear el penalti”.

La Virgen del Panecillo,   Ángela Merkel,   Hillary Clinton,  Dilma Rousseff y   Anne Malherbe Gosseline se volvieron invisibles y rodearon a Messi,  solo, en un asiento, viva imagen de un karma, de una estrella caída, de un ser humano desolado. Las chicas le  cantaron en inglés: “Summertime, / And the livin’ is easy / Fish are jumpin’/ /And the cotton is high/ Your daddy’s rich / / And your mamma’s good lookin’/ So hush little baby / Don’t you cry / One of these mornings / You’re going to rise up singing / Then you’ll spread your wings / And you’ll take to the sky”. (George Gershwin).